Cumbres de Málaga

¿Qué piolet es el más adecuado?

PIOLET CLÁSICO PARA MONTAÑISMO.

Bajo esta denominación agrupamos un tipo de herramienta para excursionismo, cruzar glaciares o subir montañas fáciles, por la típicas rutas normales. 
Más del 90% del tiempo se utiliza en piolet bastón, en menor medida en piolet escoba; y muy ocasionalmente o nunca en piolet puñal o tracción. El único uso violento para el que deben estar preparados es la autodetención en caída por ladera nevada o helada. 
De esto se deriva que, en estos piolets, la comodidad del agarre en la cruz es muy importante. 
Su pico puede ser "negativo" o neutro, normalmente sin filo o afilado a 90º. El pico negativo facilita las maniobras de autodetención, a costa de un clavado en hielo bastante malo.


La hoja siempre es normal, para facilitar la autodetención. Las hojas invertidas, destinadas a actividades técnicas, clavan mejor en hielo, pero es dífícil autodetenerse en una caída en ladera con ellas.
Un piolet clásico para excursionismo tiene el mango recto o con una ligera curvatura, estética más que útil; y largo: al agarrarlo de la cruz, sin torcernos, nos debe llegar al tobillo, más o menos. Más largo será más cómodo y práctico de usar en pendientes suaves o moderadas, pero algo más engorroso de transportar; tanto más nos engancharemos en cada pino cuanto más asome de la mochila. 
Al estar hechos para un uso poco agresivo, en su construcción se prioriza la ligereza frente a la robustez. 
En este tipo de piolet se puede encontrar una dragonera "corredera", una pequeña cinta fijada a una especie de argolla que corre por la mitad superior del mango. Esta dragonera es muy cómoda de usar, aunque su resistencia, ahora que son de plástico, para usar como autoseguro, es bastante limitada.

PIOLET CLÁSICO DE ALPINISMO.

Si el piolet de esquí debe estar preparado para soportar un eventual maltrato, imagínate como debe estar de preparado un piolet de alpinismo, cuyo fin en si mismo podría definirse como hacerle perrerías a los piolets durante largas horas y días. 
Al haber una diferencia fundamental en cuanto a resistencias, ahora tiene sentido buscar la homologación T. Un piolet para alpinismo estará preparado para un uso más agresivo, en terrenos con más pendiente, con hielo duro y rocas; y ha de servir para más cosas: piolet horizontal, tallar setas de hielo o lo que haga falta. 
Dejamos de ver hojas y cruces de chapa -como en los de montañismo- para empezar a verlas forjadas en una pieza que entra al tubo con solidez. Igual pasa con los regatones. El pico será neutro o positivo, lo que le permite seguir sirviendo para la autodetención, pero clava mejor en hielo, afilado a 90º o más agudo. 


Aparecen mangos engomados total o parcialmente, a menudo curvados; y esta curva ahora es funcional: separa nuestra mano de la superficie de nieve dura al usarlo en piolet puñal. Esto es muy útil en largas y frías pendientes pronunciadas. Puede tener dragonera o no, pero no será corredera, sino de autoseguro y para piolet tracción.


En caso de caída, mal paso o si nos juega el hielo una mala pasada aquí os dejamos cómo debemos actuar:


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: